Manolo Moda » Placer y Tormento






Placer y Tormento

By Diable

Faltan sólo algunas horas para que comience el ir y venir sobre una de las más importantes red carpets del año, la de los Oscares,  y seguro estoy de que los nervios y los estómagos de varias actrices están comprimidos al máximo mientras un ejército de peinadores, estilistas y asistentes coordinan detalles finales de lo que será una pretendida entrada triunfal. Muchas de ellas seguro comieron sólo fresas y piña durante los últimos días con tal de entrar en el más fastuoso vestido, y otras tal vez crean que es suficiente con sólo sonreír y confiar en su talento histriónico. Juzgue usted mismo:

GLORIA, ESTILO Y GRANDES MOMENTOS

Halle Berry en un mítico Elie Saab, Cate Blanchett en Galliano, Hillary Swank con un Guy Laroche cardíaco, Reese Whiterspoon con un gran Nina Ricci by Olivier Theyskens y Gwyneth Paltrow con ese gran vestido rosa de Ralph Lauren; que en voz de su creador: “Era digno de la Grace Kelly de nuestros tiempos”, son ejemplos claros de la gloria que se logra con buen gusto, porte y un gran equipo detrás en la alfombra más criticada del año.

MUCHAS GANAS Y MALAS IDEAS

Jlo en Marchesa, Nicole Kidman en Balenciaga y Salma Hayek en Prada por otra parte, son una excelente lección de cómo un gran diseño mal aterrizado nunca tendrá oportunidad. Los peinados de señora anticuada destrozan la belleza de dos de las latinas más impactantes de Hollywood y ni todo el talento de Ghesquiere y el color rojo más puro, pudieron hacer algo en contra de la extrema palidez de la australiana estrella protagonista  de ‘Las Horas’ y ‘Los Otros’. No se ven mal, SE VEN EXTRAÑAS.

TORMENTO, MALA SUERTE Y DEMASIADA EGOLATRÍA

Lástima que el talento actoral nada tiene que ver con el buen gusto; o la astucia para encontrar un buen wardrobe stylist, si no lo creen, sólo miren a Adriana Barraza que por querer promocionar a los “di-saña-dores” mexicanos de Pineda Covalín fue el pastel más fotografiado el año pasado. Qué decir de Jennifer Hudson, quien ni con toda la asesoría de André León Talley y un Oscar de la Renta logró verse bien. Felicity Huffman es caso aparte, pues es la indigna poseedora del récord de ser la única mujer capaz de convertir un maravilloso Zac Posen en un auténtico desastre.

Mientras tanto, yo sólo espero ansioso la noche de hoy que seguro estará plagada de nuevos y geniales aciertos, así como terribles y multi reseñados errores. Mi única advertencia es tener preparadas las púpilas para todo y nunca, confiarse demasiado. Les dejo diabólicos y mordaces abrazos.









Comments are closed.







Disclaimer: Manolo the Shoeblogger is not Manolo Blahnik
Copyright © 2007; Manolo the Shoeblogger, All Rights Reserved